¿Por qué los consumidores deberíamos reclamar?


Haz valer tus derechos como consumidor

Si Reclamo

Para nadie es un secreto que, en la sociedad actual, muchas de las necesidades básicas de las personas, no son completamente suplidas por el estado; servicios como salud, educación, telecomunicaciones, vivienda, entre otros, han dejado de ser servicios públicos para estar en manos de empresas del sector privado, como UNE, Claro, Tigo, Movistar, bancos u otras entidades financieras etc., y el fin único de esto, es generar lucro para la empresa quién presta el servicio, sin embargo, estas empresas, marcas o negocios, olvidan que bajo la premisa del pago, se debe establecer una relación honesta, transparente y de calidad, para el usuario o consumidor.

 

Así pues, también nos damos cuenta que, todos los días son cientos de consumidores que se quejan por la mala prestación de servicios, por los altos costos, por la mala calidad, pues se sienten engañados y demás, sin embargo y en contraposición, tristemente menos de la mitad de estos consumidores realizan el reclamo respectivo para hacer valer sus derechos como consumidores precisamente y aceptan condiciones injustas o simplemente dejan pasar que empresas o marcas quieran aprovecharse. 

 

Por lo anterior, hoy es tan necesario crear conciencia entre los consumidores pues, aunque la falta de tiempo y desconocimiento sobre cómo realizar una reclamación frente alguna empresa, son los factores principales por lo que no se atreven a reclamar, también es cierto que no lo hacen pues asumen que siempre recibirán una respuesta negativa, sin embargo esto no es verdad, pues existe casi un 90% de probabilidad de que los consumidores ganen su reclamación, pues tienen derechos protegidos por el estado, que las empresas no pueden pasar por alto. 

 

Ahora bien, ¿por qué es tan importante reclamar por el cumplimiento de los derechos del consumidor?, porque es necesario crear conciencia en las empresas y exigir que sus servicios y productos estén alineados con la honestidad, transparencia y calidad para sus consumidores y la única forma de lograr que esto suceda es alzar la voz, dar a conocer sus falencias y reclamar lo que es justo para los consumidores, con el fin de que esta calidad, no sólo se note cuando se realice un reclamo, sino desde el inicio de un contrato o desde que se realiza la compra, que la marca no busque sacar ventaja de la inocencia de los consumidores y que ambas parte se vean beneficiadas por igual.


Es imprescindible que la protección al consumidor, se incluya siempre en las políticas del estado y en las políticas internas de las diferentes empresas en todo momento, con el fin de velar por la certeza, seguridad y equidad en las relaciones comerciales.